Cómo distribuir tu piso según el Feng Shui en 5 pasos

Formulario de suscripción

En el artículo de hoy vamos a hacer una pequeña introducción al diseño Feng Shui. Daremos unas pequeñas pinceladas a este mundo para que puedas probar en tu casa y poder introducirte poco a poco.

¿Qué es el diseño Feng Shui?

Primero tendremos que saber qué es y cuál es su objetivo…
El Feng Shui es una filosofía china que se basa en la búsqueda del equilibrio y la fluidez de energías positivas en nuestras viviendas. Esta filosofía dice que el entorno en el que vivimos influye en nuestra energía y por lo tanto en nuestro bienestar y nuestra prosperidad. El objetivo es crear un ambiente armonioso, buscar un lugar óptimo teniendo en cuenta algunos elementos de organización y decoración, para que la vida de las personas que ocupan el espacio mejore. Lo importante para tener una energía vital (“el chi”) es saber qué funciona y qué no en tu hogar.

Por donde entra la energía

El concepto central del Feng Shui es el “Chi,” una energía vital que fluye a través de todo, incluyendo nuestro hogar. Para asegurar un flujo armonioso de Chi en tu espacio interior, es crucial eliminar obstáculos. Esto implica mantener los pasillos libres de obstáculos y evitar el desorden. Las plantas, fuentes de agua y espejos estratégicamente ubicados pueden ayudar a canalizar el Chi y revitalizar tu hogar.

El Feng Shui valora la conexión con la naturaleza y aboga por la incorporación de elementos naturales en el diseño de interiores. Los cinco elementos fundamentales y cómo se pueden aplicar son:

Madera: Representa el crecimiento y la vitalidad. Puedes incorporar elementos de madera, como muebles de madera o plantas de interior.

Fuego: Simboliza la pasión y la transformación. Las velas y lámparas brillantes son formas de introducir la energía del fuego.

Tierra: Representa la estabilidad y la nutrición. Puedes incorporar elementos de tierra, como cerámica y rocas, en tu decoración.

Metal: Simboliza la precisión y el enfoque. Objetos de metal, como relojes o esculturas metálicas, pueden representar este elemento.

Agua: Representa la fluidez y la intuición. Fuentes de agua, acuarios o espejos pueden introducir la energía del agua en tu hogar.

Antes de nada nos centraremos en nuestro recibidor. Es la primera estancia que vemos al entrar en casa y es la entrada principal de energía a nuestro hogar. Para mantener el chi dentro de casa, evitaremos colocar espejos justo delante de la puerta ya que esta saldría rebotada. Necesitamos crear un espacio acogedor que nos transmita armonía ya que es nuestra carta de presentación. Pon muebles ligeros de colores suaves y que den amplitud. Evita colocar muebles directamente en línea con la puerta de entrada, ya que esto puede bloquear el flujo de Chi.

Feng Shui y como distribuir tu hogar según esta técnica

Habitaciones

El color desempeña un papel fundamental en el Feng Shui. Cada tonalidad tiene un significado y una energía asociada. Por ejemplo, el rojo representa la pasión y la prosperidad, mientras que el azul promueve la calma y la introspección. Al seleccionar los colores para tus paredes y decoración, considera tus objetivos y la atmósfera que deseas crear en cada habitación.

En tu dormitorio, hay que evitar que la cama esté justo enfrente de la puerta. Si fuera así, la energía se quedaría estancada en los pies y no fluiría en el resto de la estancia. Tenemos que crear un ambiente relajado y que denote tranquilidad con colores neutros, sin ruido visual y sin aparatos electrónicos que interrumpan esta serenidad. Coloca el cabecero en la pared más alejada de la puerta y no prescindas de él. Este simboliza seguridad y respaldo. En otro artículo, te explicamos como aislar térmicamente tu dormitorio.

Habitación decoración Feng Shui

El corazón de tu casa

El salón comedor es uno de los sitios donde más energía se mueve. Por tanto mantenlo siempre ordenado. Opta por tener cada cosa en su sitio y por sistemas de almacenaje cerrados.
Coloca el sofá apoyado en una pared. La idea es que desde el sofá controles todos los accesos y veas todo el salón. Usa la mesa del comedor para las comidas, no el sofá. Esta acción hará que haya una mejor unión en la familia ya que fluirá más la comunicación.
Mezcla las líneas rectas con las curvas. Estas últimas ayudan a una mejor fluidez del chi y son las que fomentan el Feng Shui.

El Feng Shui se basa en cinco elementos fundamentales: madera, fuego, tierra, metal y agua. Cada uno de estos elementos tiene propiedades únicas y se asocia con colores específicos. Integrar estos elementos en tu diseño de interiores puede equilibrar la energía de tu hogar. Por ejemplo, puedes incorporar la madera con muebles de madera o el agua con una fuente decorativa.

Feng Shui y como distribuir tu hogar según esta técnica

Equilibrio

Tiene que haber un equilibrio y armonía entre los 5 elementos (agua, fuego, tierra, madera, metal). Estos se pueden representar a través de elementos como muebles de madera, velas, algún mueble que contenga metal, en el contenido de nuestros cuadros…o simplemente a través de los colores que se usen como por ejemplo el azul para el agua.

El Bagua en el Feng Shui

El Bagua es un mapa Feng Shui que se utiliza para determinar las áreas de tu hogar relacionadas con aspectos específicos de tu vida, como la salud, la prosperidad y las relaciones. Al aplicar el Bagua en tu hogar, puedes identificar áreas que requieren atención y ajustes para mejorar tu bienestar en general. Al comprender y aplicar el Bagua en tu diseño de interiores, puedes armonizar cada área para mejorar tu bienestar y alcanzar tus objetivos. 

El Bagua plantea nueve estancias y nueve aspectos de tu vida que deben verse reflejadas en ellas. Estos son prosperidad, fama y reputación, amor y relaciones, familia, salud, creatividad, hijos y proyectos a futuro carrera y conocimiento. Cada uno de estos aspectos tiene una forma de representarse en tu hogar, mediante colores, materiales, plantas, elementos naturales

En el feng shui la prosperidad se representa con el purpura, el verde, elementos dorados o plantas. La fama y la reputación con el rojo y el elemento fuego, utiliza luces brillantes o velas. Coloca objetos que representen tus logros. Para el amor utiliza colores rosados, fotos o parejas de figuras. Para la zona de la familia utiliza el elemento madera, los marrones y los verdes. 

El área de la salud se representa con el elemento tierra, los amarillos, las cerámica y objetos que evoquen estabilidad. La creatividad es representada con elementos de fuego y colores vivos, utiliza objetos que te inspiren. En el caso de la zona de los hijos y proyectos a futuro, utiliza colores metálicos como el blanco y el gris, los materiales deben ser poderosos y enérgicos. La zona del conocimiento se representa con los tonos azules y oscuros, el papel y la tinta.

La intención que pones en cada una de tus estancias

Finalmente, el Feng Shui no solo se trata de disposiciones físicas; también es fundamental la intención que pones en tu espacio. Visualiza tus objetivos, tus sueños y tus deseos mientras trabajas en tu diseño de interiores. Esta intención consciente puede activar la energía positiva y llevar tu hogar a un nuevo nivel de armonía.

Feng Shui y como distribuir tu hogar según esta técnica

Plantas según el Feng Shui

Las plantas son tu mayor aliado, encarnan la energía vital, purifican el aire y limpian de malas energías tu casa. Podemos colocar plantas tanto dentro como fuera, ya que las plantas que se pongan fuera servirán como barrera para alejar las malas energías.
Las plantas representan el elemento madera, por tanto, como hemos dicho anteriormente, intenta equilibrar. 
El Feng Shui también se preocupa por la calidad del aire en tu hogar. Mantén plantas de interior para purificar el aire y elimina sustancias tóxicas, como productos químicos de limpieza dañinos. Un ambiente limpio y saludable promueve una energía positiva en tu espacio interior.

En el Feng Shui, algunas plantas se consideran más auspiciosas que otras debido a sus cualidades y simbolismo. Algunas de las plantas más comúnmente recomendadas incluyen:

Bambú de la suerte: El bambú de la suerte es conocido por atraer energía de prosperidad y suavizar la energía en un espacio. Debe mantenerse saludable y con tallos rectos para atraer la energía positiva del Feng Shui.

Crisantemo: Representa la longevidad y la salud. Además, filtra eficazmente las toxinas del aire. Colocar crisantemos en tu hogar puede promover la energía positiva y la purificación del aire.

Cinta o malamadre: Esta planta es conocida por su capacidad para purificar el aire. Se considera una planta de prosperidad y buena suerte en el Feng Shui. Deja que las hojas cuelguen hacia abajo para que la energía fluya hacia abajo, lo que se considera beneficioso en el Feng Shui.

Lirio de la paz: El lirio de la paz es una planta purificadora del aire que también simboliza la armonía y la paz. Coloca esta planta en áreas donde desees promover la calma y el equilibrio.

Crassula ovata (Jade): El jade es una planta que se asocia con la riqueza y la prosperidad en el Feng Shui. Coloca un jade en la esquina sureste de tu hogar para atraer energía de abundancia.

Lavanda: La lavanda es conocida por su aroma relajante y sus propiedades curativas. Colocar lavanda en tu dormitorio o áreas de descanso puede promover un sueño reparador y un ambiente tranquilo.

Feng Shui y como distribuir tu hogar según esta técnica

Feng Shui en el Jardín

El Feng Shui no se limita al interior de tu hogar; también se aplica a los espacios exteriores, como jardines y patios. La armonización del Chi en áreas al aire libre es igualmente importante. Se pueden utilizar principios de Feng Shui para diseñar un jardín equilibrado, eligiendo plantas, colores y elementos de acuerdo con las mismas pautas que se aplican en el interior de tu hogar.

Antes de comenzar a diseñar tu jardín, es importante considerar el entorno circundante. Evalúa la dirección y la topografía de tu jardín, así como la ubicación de elementos naturales, como árboles, cuerpos de agua o colinas. Observa cómo fluye la energía del entorno y cómo afecta tu espacio exterior de la misma forma en la que considerarías las entradas y los muebles en el Feng Shui interior.

El camino que conduce a tu casa y la entrada del jardín son puntos cruciales para el Feng Shui. Asegúrate de que estén limpios y despejados, sin obstáculos ni obstrucciones. Esto permite que el Chi fluya fácilmente hacia tu hogar. Utiliza plantas y elementos decorativos para guiar suavemente a las personas hacia la entrada y crea una sensación acogedora.

feng shui en el jardín

Puedes aplicar el Bagua en tu jardín de la misma manera que en el interior de tu hogar. Divide el área del jardín en nueve secciones, correspondientes a las áreas del Bagua. Cada sección se asocia con un aspecto específico de la vida. Por ejemplo, el área de la fama y la reputación puede estar relacionada con la entrada principal de tu jardín, mientras que la zona de la prosperidad puede ubicarse en la esquina izquierda trasera. Alinea tu diseño de jardín con las energías representadas en el Bagua para potenciar áreas específicas de tu vida con el Feng Shui.

Al diseñar tu jardín siguiendo los principios del Feng Shui, puedes crear un espacio al aire libre que sea un reflejo de tus deseos y necesidades. Un jardín bien equilibrado no solo será hermoso, sino que también promoverá el bienestar y la armonía en tu vida. Conectar con la naturaleza de esta manera puede ser rejuvenecedor y restaurador, lo que te ayudará a mantener un equilibrio saludable en tu hogar y en tu ser mediante el Feng Shui. 

En conclusión, el Feng Shui es una práctica que trasciende la decoración para convertirse en una filosofía de vida que busca la armonía y el bienestar. Aplicar estos principios en tu diseño de interiores puede transformar tu hogar en un refugio de equilibrio y positividad. ¡Permite que el Feng Shui influya en tu vida y descubre el poder de un espacio interior perfecto!

Si sigues pensando en cambiar la distribución de tu hogar pero el Feng Shui no es lo tuyo, puedes ver nuestro articulo sobre como hacer que tu piso se vea más grande.